viernes, 12 de marzo de 2010

Quico se ha quedado huérfano y nosotros un poco... también.

Quien más, quien menos ya se ha hecho eco en sus blogs de la despedida de nuestro querido Miguel Delibes. Cuando escuché la noticia en la radio esta mañana camino del trabajo no pude más que sentir cierta ternura y emoción debido a que este gran autor nos ha inspirado los sentimientos más dulces a través de sus creaciones y también a través de su personalidad, con la cual se ganó el respeto y la veneración de todos. Había pensado mucho en qué fragmento seleccionar para incluir en el blog, pero me ha resultado imposible elegir entre su magnífica obra. Nada más que decir; hagamos el mejor de los homenajes: leer...

3 comentarios:

JAVIER S. SÁNCHEZ dijo...

Pues no, no es momento de panegíricos; no le pegan a Don Miguel. Quizás el silencio y la admiración, abrir una de sus obras al azar y recordarle en el primer personaje con el que nos topemos. Un saludo.

Yolanda dijo...

Se va a escribir mucho en los próximos días sobre el maestro Delibes, él que dejó de hacerlo hace tiempo debido a su enfermedad. Todo serán homenajes, merecidos sin duda, pero el mejor es la lectura y disfrute de su extensa obra, su difusión en las aulas y en cuantos medios sepan tratar su figura con el respeto y la admiración que se merece, porque no quiero ni pensar lo que se puede decir en ciertos programas, espero que no se les ocurra ni mencionarle.
Descansa en paz, maestro.
Un saludo.

xhandra dijo...

Gracias amigos. Seguro que en estos días compartiremos un sentimiento parecido. Un abrazo.